Gracias a todos los que nos habéis acompañado en el cine de verano

 In General

Hace poco más de dos años, algunos miembros de la Asociación pudimos acceder al viejo club social de la III Fase, cuando aún estaba abandonado. Cuando llegamos al viejo cine (que también sirvió como canchas deportivas) nos impactó enormemente ver aquel lugar en un estado tan deteriorado. Era triste ver, como un lugar con un pasado tan mágico para muchos castilleros, tuviera entonces un futuro tan incierto. Recordamos como capas de hojas secas cubrían la casi totalidad del recinto, además de malas hierbas y pintadas poco agraciadas. Hoy aún queda mucho por recuperar del viejo cine… pero este verano hemos cumplido un reto que hace dos años apenas nos atrevimos a imaginar. Este verano la pantalla del viejo cine se ha vuelto a iluminar con el color y la imaginación de ocho películas.
A pesar de la compleja situación que nos ha traído la Covid, más de 250 personas han pasado por nuestro querido cine este verano, las hamacas han vuelto a hacerse su sitio, casi 200 cajas de palomitas hemos repartido y la cáscaras de pipas ha vuelto a cubrir el castigado cemento. Mucha gente se pasó a además saludarnos, a recordar otras épocas o a curiosear las actuales. Probablemente no era lo que más necesitaba nuestro barrio, tan necesitado de otras atenciones…pero a nosotros nos ha servido para demostrar, que dos años después ya hemos empezado a conseguir retos. Retos quizá pequeños, casi familiares, pero repletos de estímulos y cargados de esperanzas para poder alcanzar mayores ambiciones.
Gracias de corazón a todos los que nos habéis acompañado durante estas ocho noches de sábado. A pesar del frescor nocturno (sobre todo la última noche) o de algún mosquito impertinente, o de algún que otro fallo de sonido, o de haber visto mil veces en la tele la peli que ofrecíamos. Gracias por haber aplaudido al final de cada proyección. Gracias por ayudarnos a pagar las licencias de las películas con los donativos de las bebidas y palomitas. Y sobre todo gracias por entender con nosotros que se puede mejorar un lugar a veces simplemente acompañando, estando ahí.

Hasta el cine de verano (castillero) que viene.

Publicaciones recientes