Una triste metáfora

 In Ayuntamiento

Como todos sabemos, la zona del río, por donde cruza Las Castillas el arroyo de Valdemora, ha desmejorado sensiblemente su aspecto en los últimos meses. En poco tiempo, ha dejado de ser un pequeño rincón natural de esparcimiento para los vecinos. Ahora pasear por aquel lugar produce a muchos de nosotros una triste sensación de impotencia y malestar.
Los incendios de este verano, posiblemente provocados, tienen buena parte de la culpa de esta situación. Confiamos en que el tiempo y la naturaleza consigan recuperar este espacio perdido. También confiamos en que las iniciativas de vecinos (que tanto nos reconfortan) contribuyan a paliar la situación y sirvan de paso para lo que esta asociación tanto busca: unir para mejorar.
Mención especial requiere el coche abandonado que se encuentra en la zona, que, a pesar de no estar en un lugar de mucho tránsito, muchos vecinos saben de él en parte por el tiempo excesivo que lleva ahí.

Muchos de nosotros vivimos en Las Castillas por ese contacto cotidiano y reconfortante con la naturaleza, que favorece nuestro entorno, y que nos permite compensar algunas de las carencias que tenemos en otros ámbitos. Situaciones como esta, donde uno de nuestros rincones más valorados también se ve relegado a esta situación, no son sino una triste metáfora de cómo a veces Las Castillas sufre esa especie de dejadez o degradación que no terminamos de asimilar (y esperamos no hacerlo nunca).
El Ayuntamiento, nos comentó, hace ya meses, que el asunto estaba en manos de la Guardia Civil, y que se traba de un proceso lento. Esto no lo ponemos en duda, si bien una vez más los responsables de solucionar el problema se difuminan en la burocracia y el tiempo. Hoy hemos presentado un escrito en el consistorio para intentar que el problema no se enquiste, y que desde la autoridad municipal (al menos) se hagan eco de que algunos vecinos no entendemos que ese vehículo, convertido ya en chatarra, siga ahí… como si a nadie le importara. Entendemos que, en el hipotético caso de que se tratara de la prueba de un delito, seguramente hace tiempo que se habría llevado a un depósito judicial. No imaginamos que ocurriera lo mismo si el coche hubiera quedado a su suerte en otros puntos del municipio. Rogamos por ello que por lo menos se haga lo posible por parte del Ayuntamiento (atendiendo a la Ley 11/1999 reguladora del régimen local, que otorga potestad a los ayuntamientos para retirar vehículos abandonados) para que haga cuanto esté en su mano para la retirada de este vehículo.

Publicaciones recientes