Comunicado y reflexión sobre el problema del agua en Las Castillas

 In Comunicados

Un año más por estas fechas, los vecinos de las Castillas (habituales o no) sufren la falta de agua como algo ya tradicional, casi esperado, pero muy a su pesar. Desde la Asociación, queremos apoyar a los vecinos y recalcar esta difícil y molesta situación que sufren durante días, una vez más.

Muchas veces, en diferentes ámbitos, surgen diferentes debates sobre el origen del problema, y normalmente se tiende a señalar la causa del mismo de forma concreta y casi nítida, como si el problema solo obedeciera a una situación precisa. Nosotros hemos deducido que, por desgracia, hay demasiados frentes que hacen que este problema tenga hasta ahora tan difícil solución.
Hace poco, desde el Ayuntamiento, nos anunciaban la próxima acometida del Sorbe (cuyas obras en principio comienzan esta semana). Fue sin duda una buena noticia, y esperamos sinceramente que se lleve a cabo lo antes posible tal y como se nos ha anunciado.
Aun así, no podemos obviar los cortes sufridos estos días, ni reflexionar hasta qué punto esta podrá ser una solución definitiva para el abastecimiento de agua en la urbanización. Por lo que sabemos, hasta la fecha, el gran problema del agua en Las Castillas ha tenido varios frentes entrelazados:
1) El elevado consumo estacional que se produce en estas fechas (quizá el menor de nuestros problemas).
2) Instalaciones de suministro con más de 50 años de antigüedad y más de 30 km de cañerías con un escaso o nulo mantenimiento.
3) Falta de previsión y a veces de respuesta por parte del Ayuntamiento y de las instituciones a los ciudadanos y sobre todo una limitadísima inversión en infraestructuras.
Enfocar el problema únicamente en cualquiera de estos tres aspectos por separado, o en otros temas secundarios, como la llegada masiva de no residentes habituales, a nuestro parecer, no daría una respuesta completa al problema.
Todos sabemos que los cortes más graves derivan del vaciamiento de los pozos que hay en diferentes partes de la urbanización por un elevado consumo estacional (el punto 1 ya citado). Pero sabemos también que, desgraciadamente, los cortes a menudo se producen por roturas de cañerías a lo largo del año, o incluso por rotura de bombas, en los casos más graves. La acometida del Sorbe podría solucionar el problema del vaciado de los pozos, o la falta de agua por exceso de consumo, pero aún tendremos que lidiar con unas instalaciones de suministro que llevan décadas sin ponerse al día y que, por las enormes dimensiones del barrio/urbanización, costaría un dineral renovar en su totalidad. Este es quizá el aspecto de más difícil solución y que aún nos puede dar más de un disgusto en el futuro.
En cuanto al punto 3, nos cuesta entender por qué, previendo la problemática de cada año, no se han tomado con tiempo medidas para paliar los estragos de los cortes a los vecinos por diferentes medios, como el rellenado de los pozos con camiones cisterna, o concentrar los cortes únicamente por la noche. Aun suponiendo que todo esto tenga un explicación loable, creemos que es importante que el Ayuntamiento informe con más previsión y detalle ante estas situaciones.
El problema del agua en Las Castillas, no nos engañemos, es un reto complejo y desafiante por lo ya expuesto. Pero creemos que, precisamente por eso y por tocar un servicio tan fundamental para los vecinos, requiere de un sobresfuerzo por parte de las autoridades, que o no se alcanza o al menos no se percibe con nitidez. Esto, entendemos, debería incluir más información y sobre todo un mayor impulso a la inversión en un municipio que empieza a adolecer de un continuo estado de carestía. Así lo hemos transmitido en cada reunión que hemos mantenido con el Ayuntamiento para tratar este tema, en este momento estamos esperando confirmación de fecha para una próxima reunión.
Nos unimos una vez más a los vecinos que sufren las consecuencias directas de este problema y esperamos que se avance con paso firme en su solución.
Noticias recientes